Ludopatía

La adicción al juego es propia de personas que han llegado a una situación de colapso vital. Parecería como si se hubiese perdido todo interés o motivación por el resto de la existencia, como si nada ya tuviera mucho sentido, excepto el hecho de apostar y perder (ganar se produce en muy pocas ocasiones).

El juego es una forma de engañar de distraer la existencia para que esta vaya pasando de forma desapercibida, ya sea porque la persona no tiene ningún interés en ella, o porque no sabe como afrontarla, o bien porque le produce angustia o tristeza.

Por lo tanto habrá que recuperar esa capacidad que todo individuo tiene para disfrutar, para volver a vincularse con un espectro más amplio de posibilidades. Mucho más, por supuesto, que lo que le produce ese repetido y limitado reflejo neuronal que representa esta adicción.

Damián Ruiz
www.eoriocc.com