Debilidad crónica (fibromialgia y otros problemas)

A alguien le puede parecer extraño que se incluya un apartado sobre debilidad crónica y especialmente sobre fibromialgia en una web de psicología.
Pero parece ser que la fibromialgia podría ser un agotamiento, un consumo excesivo de la energía del cuerpo, llevando a este a la extenuación, y por tanto al desgaste total que obliga al descanso.
No deja de ser curioso el hecho de que la mayoría de las personas que padecen fibromialgia sean mujeres “agotadas física y psíquicamente”. Aquellas que lo han dado todo, no sin cierto fanatismo en la causa, sea esta cual sea, por hacer lo que correspondía. Esa falta de límites, que en realidad presupone una deficiente gestión del sistema nervioso central sobre las necesidades del cuerpo y la mente, llega a su término cuando la persona ya no puede más, y debe pararse.
Además parece ser que los antidepresivos ayudan a mejorar los síntomas, es decir, amortiguan el dolor enmascarado bajo capas y capas de voluntad de hierro y entrega ferviente.
La psicoterapia puede ayudar, ¿cómo? Pues sobre todo yendo al fondo de la cuestión, y liberando los sentimientos almacenados y bloqueados que impiden la oxigenación del organismo.
Otras terapias como el yoga, el masaje metamórfico o determinadas técnicas de respiración son útiles en la mejora de esta sintomatología.

Añadir que la debilidad crónica puede tener que ver también con un esfuerzo psíquico permanente por proyectar una determinada imagen o por reprimir aspectos que uno considera indeseables. De alguna manera estaría vinculada, una vez descartadas causas orgánicas, con cierto grado de histeria que produce un cansancio constante al vivir la persona en un conflicto interior agotador.
Esto no es que se puede superar, es que la persona debe hacer todo lo posible para liberarse de esta situación.

Damián Ruiz
www.eoriocc.com